¿Qué hacer ante una auditorias electrónica del SAT?

Para mucha gente, las auditorias del SAT son un verdadero dolor de cabeza e incluso le temen como si se tratara del fin de su negocio. No obstante, el motor que facilita que la contabilidad electrónica sea factible en México, es justamente poder llevar a cabo auditorias que ratifican que tanto los contribuyentes como los proveedores de facturación electrónica están otorgando información verídica.

Proveer auditorías electrónicas

En día de hoy, el SAT cuenta con los mecanismos y tecnología necesaria para determinar de forma eficiente todo tipo de desviaciones factibles al poder analizar sistemáticamente las declaraciones de impuestos que son enviadas, detectando variaciones entre ingresos y gastos de cada uno de los contribuyentes.

El mejor camino para evitar una auditoría, es revisar y mantener siempre actualizados los siguientes aspectos:

  • Que las obligaciones fiscales estén debidamente cumplidas.
  • Que las devoluciones solicitadas estén sustentadas.
  • Siempre respaldar las operaciones entre clientes y proveedores, con facturas y contratos.
  • Contar con evidencia de los servicios contratados (Materialidad)
  • Evitar presentar muchas complementarias.
  • Los cálculos de las declaraciones parciales deben coincidir con la declaración anual.
  • Envía tu contabilidad electrónica

¿Qué hacer si fuiste notificado?

Si fuiste notificado, tranquilo. No hay que preocuparse más de la cuenta.

Es la obligación del SAT entregar al pagador de impuestos un oficio donde se exponga claramente qué impuestos y qué periodo se revisará, como así también hacerle saber a través de una carta todos sus derechos como contribuyente auditado.

Una vez que el contribuyente es correctamente notificado de una auditoría, el mismo puede solicitar a la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (PRODECON) que intervenga para intentar llegar a un Acuerdo Conclusivo y evitar largos y costos juicios, e incluso tener descuentos en caso de multas.

Para llegar a un Acuerdo Conclusivo ideal por medio de la PRODECON, es recomendable no resistirte a la auditoría, y esperar a que el SAT dé sus observaciones finales para poder aclarar y explicar por qué es que tú tienes la razón. De igual manera, es necesario contar con tu historial de comprobantes y facturas (independientemente de si cuentas con un proveedor de facturación electrónica o no) pues el SAT puede solicitarte documentos hasta de cinco años atrás para verificar todo tu proceso fiscal.

En Decláralo, te recomendamos estar al tanto de las actualizaciones que puedan surgir, y así de esta manera sabrás fácilmente a quién recurrir en caso de aclaraciones. Mantener una contabilidad ordenada es clave para evitar notificaciones y multas, si tienes inquietudes de tu contabilidad puedes solicitar un análisis fiscal gratuito para saber si cuentas con algún tipo de atrasos

AUTHOR

AUTHOR

Te ayudamos a dormir tranquilo protegiéndote del SAT. Despacho Contable México MX

Entradas relacionadas