La Bola de nieve que puede crear tu declaración de impuestos

Lamentablemente muchos emprendedores en México comienzan con emoción y poniendo toda su energía en su negocio, sin embargo la mayoría de los emprendedores con los que hemos tenido la oportunidad de trabajar tienen un comportamiento en común: No le prestan atención a su contabilidad y no presentan su declaración de impuestos hasta que ya es tarde.

Estos emprendedores cometen el error de dejar “para después” el contratar a un contador o solicitar ayuda, y es que todo comienza con una mala decisión: “la semana que entra lo arreglo” lo que sucede es que la semana que entra se convierte en el mes que entra, luego llega un año y sin darse cuenta deben decenas de declaraciones para presentar al SAT además de los impuestos, actualizaciones, recargos y posibles multas que terminan convirtiéndose en una pesadilla que quieren arreglar en un día.

Y es que para regularizar la situación cualquier contador te cobrará los honorarios pertinentes por todo el trabajo a realizar, imagina que eres persona física con actividad empresarial y no has presentado 8 meses de declaraciones, en lugar de ir pagando mensualmente una pequeña cuota por los servicios contables ahora deberás pagar 8 meses solo para regularizar tu situación, lo mismo sucede con tus impuestos ya no es solo un mes a pagar, ahora son 8 más los recargos y actualizaciones correspondientes (también podrían sumarse multas por no presentar las obligaciones en tiempo y forma)

Algo más que se suma a esta terrible bola de nieve es que erróneamente utilizan el IVA para cubrir gastos del negocio en lugar de apartarlo para el momento de realizar el pago correspondiente al SAT y sin saberlo han tomado prestado dinero del gobierno ya que este impuesto debe ser pagado puntualmente cada mes y terminan viendo al IVA como el peor enemigo de su negocio.

¡Me urge arreglar mi situación! ¡Me llego un requerimiento! ¡No puedo vender porque mi opinión de cumplimiento es negativa! ¡Me fincaron un crédito fiscal! ¡Me revocaron mis sellos y no puedo facturar!  Etc, son muchas de las frases que cada día llegan con nosotros y que buscamos resolver a la brevedad, sin embargo resolver los atrasos de meses (incluso años) no se pueden resolver en un solo día, en ocasiones no recuerdan siquiera las credenciales de acceso al SAT para poder elaborar un análisis fiscal.

La contabilidad y los impuestos en si no son un dolor de cabeza si se llevan de forma ordenada ordenada y al corriente cada mes, pero sin darse cuenta los emprendedores convirtieron una tarea sencilla en una bola de nieve que ahora es muy difícil frenar y que seguirá creciendo a medida que transcurra el tiempo.

Los peligros

Si esta bola de nieve sigue creciendo y no se toman medidas a la brevedad se pueden tener las siguientes consecuencias

  1. De no atender los requerimientos y no estar localizable el SAT podría ponerte en la lista 69B y todas tus facturas serán inválidas, serás considerado un EFO (podrías ser acusado de venta de facturas)
  2. Imposibilidad para facturar. A partir del 1° de enero del 2020 el SAT revocará sellos a quienes hayan omitido presentar 3 o más declaraciones periódicas en el mismo ejercicio fiscal (previo requerimiento).
  3. Multas. El no presentar tus declaraciones en tiempo y forma puede hacerte acreedor a multas (sumadas a las actualizaciones y recargos correspondientes)
  4. Privación de la libertad. Es una obligación pagar tus impuestos, si no los pagas el SAT podría iniciar un juicio penal en tu contra por evasión fiscal y podrías perder tu libertad.

La buena noticia es que no estás solo, en nuestro Despacho Contable Decláralo hemos ayudado a más de 200 emprendedores a regularizar su situación con el SAT, incluso casos con 2 años de atrasos en sus declaraciones y si tú estás en esta situación también podemos ayudarte. Completa el formulario de contacto y un asesor se pondrá en contacto contigo o si lo prefieres puedes agendar una llamada dando clic en el botón correspondiente


AUTHOR

AUTHOR

Te ayudamos a dormir tranquilo protegiéndote del SAT. Despacho Contable México MX

Entradas relacionadas